Gestión de almacén

5 conceptos básicos en la gestión de almacén

La gestión de almacén es un componente fundamental de la cadena de suministro y desempeña un papel esencial en el funcionamiento de cualquier empresa que maneje inventarios. Para comprender y aprovechar al máximo la gestión de almacén, es importante familiarizarse con los conceptos básicos que sustentan este campo.

En este artículo, exploraremos los elementos principales de la gestión de almacén según nuestros consultores logísticos, desde los procesos que se realizan en un almacén hasta los diferentes aspectos fundamentales relacionados.


Procesos de un almacén

Antes de profundizar en los conceptos clave, es esencial entender los procesos que se llevan a cabo en un almacén:

  • Recepción de mercancía: implica la recepción de productos o materiales enviados por proveedores. Durante esta fase, se verifica la cantidad y la calidad de los productos recibidos y se registra la información en el sistema.
  • Almacenamiento: una vez que los productos han sido recibidos, se organizan en ubicaciones específicas dentro del almacén. La eficiencia en esta fase es esencial para optimizar el espacio y facilitar la recuperación de productos cuando sea necesario.
  • Gestión de pedidos: cuando un cliente realiza un pedido, el almacén debe ubicar, recoger y preparar los productos para su envío. Actividad crucial para garantizar entregas precisas y a tiempo.
  • Empaque y envío: los productos se empacan de manera segura y se envían a los clientes. La precisión en el proceso de empaque es esencial para evitar errores en las entregas.
  • Devoluciones y reabastecimiento: cuando los productos son devueltos por clientes o se necesita reabastecer el inventario, se llevan a cabo procesos específicos para gestionar estas situaciones.

5 conceptos básicos en la gestión de almacenes

Sistema de almacenaje

El sistema de almacenaje se refiere a cómo se organizan y gestionan físicamente los productos dentro del almacén. Algunos sistemas son:

  • Almacenamiento en bloque: los productos se almacenan en bloques o pilas sin separaciones físicas entre ellos. Este sistema es preferible para productos similares y de fácil acceso.
  • Almacenamiento por estanterías: los productos se colocan en estanterías, lo que permite un acceso más organizado y una mejor visibilidad del inventario.
  • Almacenamiento por estanterías móviles: este sistema utiliza estanterías móviles que se desplazan para acceder a productos específicos. Es ideal para optimizar el espacio y mejorar la eficiencia.

Coste de almacenaje

El coste de almacenaje incluye todos los gastos asociados con la gestión de un almacén, como el alquiler del espacio, los sueldos del personal, los sistemas de almacenaje, los costes de seguridad y el mantenimiento. Optimizar estos costes es esencial para mantener márgenes adecuados y rentabilidad en el negocio.

Gestión de inventario

La gestión de inventario se refiere a la supervisión y control de los niveles de existencias en el almacén. El objetivo es mantener un equilibrio entre el exceso de stock , que puede generar costes de almacenaje innecesarios, y la falta de existencias, que puede resultar en pérdida de ventas. Un sistema de gestión de inventario eficaz implica una planificación precisa, pronósticos de demanda y técnicas de reabastecimiento.

Codificación

La codificación de productos es un sistema de etiquetado que asigna códigos o números únicos a cada artículo en el inventario. Esta codificación facilita la identificación y el seguimiento de productos, lo que es esencial para la gestión de inventario y la trazabilidad.

Trazabilidad

La trazabilidad se refiere a la capacidad de rastrear la historia de un producto a lo largo de toda la cadena de suministro, desde su origen hasta su destino final. Esto es fundamental para garantizar la calidad, la seguridad y la autenticidad de los productos, así como para identificar y abordar problemas potenciales.


Conclusión

La gestión de almacén es un componente crítico en la cadena de suministro y la eficiencia operativa de una empresa. Comprender los conceptos básicos de la gestión de almacén, desde los procesos en un almacén hasta el sistema de almacenaje, el coste de almacenaje, la gestión de inventario, la codificación y la trazabilidad, es esencial para operar de manera óptima en el entorno actual.

En Avanti Consultoría Logística somos conscientes de que, al implementar principios sólidos en estos aspectos, las empresas pueden optimizar sus operaciones logísticas, reducir costes y mantener una ventaja competitiva en el mercado. La gestión de almacén efectiva no solo es un componente esencial de la logística, sino que también contribuye directamente al éxito empresarial en toda España y Andalucía. Contacte con nosotros sin compromiso para optimizar su gestión de almacén.

Otros artículos que pueden interesarte.

compras era digital
Avanti

Compras en la era digital

Las compras B2B (business-to-business, según las siglas en inglés) se refieren a las transacciones comerciales entre empresas, donde una empresa adquiere productos o servicios de

Leer más
auditoría logística
Consultoría Logística

La importancia de la auditoría logística

La auditoría logística permite evaluar y mejorar los procesos logísticos de una organización. Para garantizar la eficiencia y la rentabilidad en las operaciones, muchas organizaciones

Leer más